¿Qué son compuestos saturados e insaturados?

En una primera entrega hablamos del átomo de carbono, sus enlaces y las estructuras orgánicas que derivan de sus uniones. Dejamos un apunte esencial: los enlaces no tienen por qué ser únicamente simples, si no que el carbono puede enlazarse consigo mismo u otros elementos poniendo en juego un mayor número de electrones.

En este nuevo artículo ampliaremos la materia alrededor de este tipo de enlaces múltiples y cómo varían las propiedades. Para ver su importancia, aplicaremos estos términos sobre las grasas, describiendo así las saturadas, insaturadas, “buenas” y “malas”.

El átomo de carbono tiene cuatro electrones, cuatro opciones de compartir y enlazar con otros elementos. En base a quienes se una como parejas se podrá hablar de alcanos, alquenos, alquinos, alcoholes, aldehídos, aminas y un amplio abanico de moléculas. A través de los electrones compartidos entre los elementos químicos se forman nuevas sustancias.

Alc
Ejemplos de alcano, alqueno y alquino donde se reflejan los enlaces carbono-carbono.

Los «alcanos» conforman un amplio grupo de compuestos donde resaltan las uniones simples entre átomos de carbono, y por ello, se denominan hidrocarburos saturados. En este caso dos átomos de carbono comparten dos electrones para forman un enlace sencillo entre ellos, mientras que los otros tres electrones sobrantes de cada átomo se unen a hidrógeno.

Los «alquenos» y «alquinos» presentan enlaces múltiples, dobles o triples respectivamente. En este caso se denominan hidrocarburos insaturados. Los átomos de carbono comparten, al menos, dos electrones cada uno para formar uniones entre ellos. Es decir, se pierden átomos de hidrógeno para fortalecer la unión carbono-carbono.

La unión simple es un enlace sigma (σ): la unión química covalente más fuerte e interacción frontal entre dos orbitales atómicos. En el caso de los múltiples se unen los enlaces pi (π) a los anteriores, más débiles y de interacción lateral entre orbitales.

estructura y propiedades físicas de los alquenos 4
La formación del enlace sigma (verde) y enlace pi (amarillo) se representa en la imagen

Para ilustrar mucho mejor toda esta materia, aplicaremos estos conocimientos a las grasas que ingerimos. Con lo visto, podemos entender que una «grasa saturada» es aquella que posee uniones sencillas entre carbono e hidrógeno. Mientras, las «grasas insaturadas» presentan enlaces dobles o triples en la estructura.

Las primeras son sólidas a temperatura ambiente, como el caso de la mantequilla. Por otro lado, el aceite de oliva es una grasa mayormente insaturada y se muestra líquida. ¿Por qué? Las grasas saturadas se empaquetan fácilmente y forman sólidos, mientras que en el caso de las insaturadas nos encontramos ante torceduras estructurales a causa de los dobles enlaces. Esto evita el correcto empaquetamiento, y por ello a este tipo de grasas (mayoritarias en peces y semillas) las denominamos aceites.

Alc2
Triglicérido donde encontramos una cadena saturada y dos insaturadas, con enlaces cis y trans

Para terminar, ilustraremos lo que llamamos comúnmente grasas «buenas» y «malas». En realidad deberíamos etiquetarlas en relación a si son saludables. Y la idea es bastante simple: hay que evitar las grasas tipo trans. ¿Por qué? Si lo enfocamos desde un punto de vista químico, podríamos asociar este hecho en base a la estructura del lípido: decimos que los dobles enlaces impiden la rotación del enlace y dan lugar a un tipo de «isomería».

Tenemos compuestos tipo cis, donde los grupos voluminosos ocupan el mismo plano, mientras los trans ocupan planos opuestos. La mayoría de las grasas insaturadas naturales son de tipo cis: las trans proceden normalmente de la hidrogenación artificial de una grasa. La estabilidad de estas últimas es bastante superior y la carencia de enzimas adecuadas dificulta su digestión y obligan a su acumulación en el organismo.

Básicamente, su presencia incrementa los niveles del colesterol LDL (el que llamamos malo) y reducen los del HDL (como es de esperar, el bueno); además de incrementar los marcadores inflamatorios. ¿Beneficios del consumo? Ninguno a día de hoy. Las de tipos cis, presentes en el pescado azul y los aceites, son las que llamamos saludables.


Puedes leer otros contenidos relacionados como «¿Entendemos qué son los temidos disruptores endocrinos?», «Las dietas alcalinas, ¿mejoran tu vida? No»

🔸 Si te ha gustado suscríbete 📩 a OxoCarbenio con tu email (sobremesa ➡ o móvil ⬇).
🔸 Puedes compartir el artículo 📰 si crees que será interesante para otras personas 🆓.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s