De «La pirámide de la alimentación» al «Plato de Harvard», ¿en qué hemos cambiado?

Como ocurre en muchos campos, las investigaciones en nutrición nos están ayudado a avanzar hacia la configuración de una dieta más apropiada para mejorar nuestra salud. Las nuevas recomendaciones hacen que aquellos patrones de los últimos años queden ahora desactualizados, y aparezcan nuevas propuestas más adecuadas a la actualidad.

En este artículo haremos un ligero viaje al pasado, o esa es la intención. Todo nos indica que el «Plato de Harvard» se comienza a imponer como la opción más saludable para organizar nuestro modelo de dietas, mientras borramos esa Pirámide de los Alimentos. ¿En qué consiste cada una de ellas? ¿En qué se diferencian? ¿Por qué desterrar la pirámide?

En nuestras mentes estará siempre aquel patrón de alimentación, en forma de pirámide, que muchos teníamos pegado en la nevera de casa. ¿Qué fue de la pirámide de los alimentos? Ha pasado a mejor vida, o eso se intenta. Son numerosos los expertos que la desaconsejan y piden su destierro. Un modelo que se asentó durante largos años, pero que ha fracasado.

Harvard2
SENC 2015: actualización de la Pirámide de la Alimentación Saludable disponible online (SENC)

Falla en varios aspectos, a pesar de las constantes actualizaciones que han realizado sobre ella. El principal de todos está en su propia base: nos encontramos favorecido el consumo de hidratos de carbono sobre frutas y verduras. ¿Seguimos ascendiendo? Nos encontramos unidas a frutas, verduras (5 raciones al día) y un ligero espacio para las grasas.

Junto al escalón inferior, son los supuestos grupos de consumo en cada comida principal. Por encima de ellos tenemos un reparto de proteínas (carnes, pescados, frutos secos o huevos) y el consejo de consumir entre 2-3 raciones de productos lácteos al día. Pero, lo más preocupante está en su cúspide, propuestas a considerar de forma “ocasional y moderada”. La guinda perfecta.

Aunque sea opcional, este modelo de «dieta saludable» nos incita a incluir bebidas fermentadas. Es decir, asocia a la salud el consumo de alcohol en forma de cerveza y vino. También hay espacio para los ultraprocesados: observamos bollería, pasteles, dulces y snacks. Esto puede hacernos creer que tomarlos diariamente es adecuado en la dieta.

Esta secuencia de errores no se ajusta a las nuevas evidencias que conocemos en cuanto a salud y nutrición. A través del enlace, «El Plato para Comer Saludable», podemos acceder a la propuesta desarrollada por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Con ella se pretende combatir las epidemias de sobrepeso y obesidad que nos afectan.

Harvard3
La infografía es un esquema bastante sencillo para crear comidas saludables y balanceadas (Harvard)

Lo más llamativo es que nos encontramos ante una puesta en escena sencilla, lo que hace la propuesta mucho más divulgativa. ¿En qué consiste? Lo principal es que favorece un consumo mayoritario de frutas y verduras. Estos grupos deben suponer en torno al 50% de la ingesta, y no cuentan las patatas. Un cambio fundamental que concuerda con esos avances en nutrición.

La otra mitad se reparte entre proteínas e hidratos de carbono. El aporte proteico a partir de pescados, aves o legumbres; mientras que los cereales aportarán esos hidratos de carbono complejos. También nos indican que acudamos a aceites saludables, como un aceite de oliva virgen extra, en cocina y ensaladas. De beber agua, té o café. Eso sí, con poco o nada de azúcar.

En esta ilustrativa propuesta para elaborar nuestro menú saludable no hace referencias hacia el consumo de alcohol o de alimentos ultraprocesados, como ocurría anteriormente. Os dejo un enlace al Huffpost donde podéis extraer no solo más información sobre este patrón de alimentación, también la opinión de varios profesionales.


Puedes leer otros contenidos relacionados como «Dos temores infundados en alimentación que traspasan la noche de Halloween», «¿Descafeinamos el café? Exponemos los tres métodos actuales sin añadir quimiofobia».

🔸 Si te ha gustado suscríbete 📩 a OxoCarbenio con tu email (sobremesa ➡ o móvil ⬇).
🔸 Puedes compartir el artículo 📰 si crees que será interesante para otras personas 🆓.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s