Ensaladilla Cangrejo Legislación Etiquetado Portada

Legislación tras la ensaladilla de (muy poco) cangrejo: un nuevo caso práctico sobre etiquetado

Por fin, se ha hecho esperar un poco, pero tenemos el primer artículo oficial de divulgación científica de OxoCarbenio en este 2021. Sé que hemos tenido que esperar unas semanas, pero a cambio os traigo un contenido que no estará exento de debate y discusión. Vamos a hablar de etiquetado y legislación, algo que seas o no técnico de calidad suele generar confusiones.

Lo haremos de nuevo con un caso práctico, que son bastante ilustrativos. Nos lo puso sobre la mesa Juan Revenga, dietista-nutricionista, a través de un hilo en twitter: la «ensaladilla cangrejo». ¿Cuál es la cantidad real de cangrejo que contiene? ¿Es legal el uso de la palabra “cangrejo” en el nombre del producto? ¿Qué ocurre con las imágenes en el envase?

¿Lo de leer etiquetas? Un pasatiempo complicado

Las cosas como son, las etiquetas de productos alimentarios no son nada fáciles. Sí, tenemos un ABC sobre la mesa: una serie de menciones que son, a priori, obligatorias y no deben faltarte. Para informar al cliente, claro está. No son para decorar. Luego están los recovecos, los casos en los que no aplica y la legislación específica de cada grupo de alimentos. Los que se encargan de esto no necesitan hacer sudokus los findes, ya tienen bastante.

Ensaladilla Cangrejo Legislación Leer Etiquetado

Por eso las etiquetas siguen generando confusión. Para el consumidor, por toda la vorágine de información apelmazada en la etiqueta que no sabe cómo digerir. No es para menos, porque le falta cultura y saber de esto. Además de que con las etiquetas se juega, se resaltan palabras y se esconden otras. Esto último me trae siempre a la cabeza la sección de Consumer #BajoLaLupa, de Beatriz Robles, divulgadora científica autora de #ComeSeguro.

No obstante, también le ocurre al profesional del sector, que ve las etiquetas del vecino y considera que no son del todo correctas. Que hay errores, que esta información no se debe exponer así. O, por qué no decirlo, que sabe saltar a la comba con la legislación vigente (y con maestría) haciendo difuso advertir si lo que ha hecho con las palabras, la disposición y la estética sigue siendo legal.

Esa ensaladilla Cangrejo, ¿lleva chicha o no?

Como te decía al comienzo, el caso práctico de hoy parte de una «ensaladilla cangrejo», según se lee en la zona frontal del envase. Esta sería, básicamente, la denominación legal del producto. Echando un vistazo a sus valores nutricionales (sí, la clásica tabla con numeritos) vemos 18 gramos tanto de hidratos de carbono como de grasas por 100 g de producto: 45 g de cada nutriente en el bote. Pero vamos a buscar el cangrejo, por favor.

Al consultar los ingredientes encontrarás un 40% de surimi, un sucedáneo de cangrejo. Claro, dentro de este conjunto se ubica la ansiada carne de cangrejo en un 0,1%. Poquita cosa, ¿no? Pues agárrate, que vienen curvas. Esto es cuestión de matemáticas básicas: «un 0,1% del 40% del producto, es un 0,04% de cangrejo en el total de la ensaladilla» explica Revenga. «Es decir, que en su tarrina individual de 250g podrás encontrar (con suerte) 0,1g de auténtico cangrejo».

Ensaladilla Cangrejo Legislación Etiquetado 2

Pero esto que cuentas legal no será, ¿verdad?

Siento decírtelo, pero es perfectamente legal. Aquí es donde nos metemos en el verdadero puzzle, porque vamos a coger la legislación. Te dejo aquí mismo la referencia que necesitamos: el Reglamento (UE) 1169/2011. Para que te ubiques, este texto recoge aquellas pautas que rigen el etiquetado de los alimentos. También es el que nos argumenta por qué este caso práctico es legal y cumple con lo que estipula la legislación.

Cogemos la Sección 2 y el artículo 22. Se titula «Indicación cuantitativa de los ingredientes». Básicamente nos dice que debemos destacar la cantidad de un ingrediente si queremos que este figure en la denominación del alimento (ensaladilla cangrejo) o para destacarlo en la etiqueta con palabras, imágenes o representaciones del mismo. Por cierto, también nos recuerda que debe indicarse como «el porcentaje de la cantidad del ingrediente».

¿Tenemos ese porcentaje indicado en la lista de ingredientes? Sí, cumplimos. ¿Me dice la legislación que debo tener un porcentaje mínimo para destacarlo? La verdad es que no lo hace. Todo en orden, la «ensaladilla cangrejo» es legal. Fíjate que, además del cangrejo, vemos representados en el envase huevos cocidos o trozos de piña. Ingredientes que también muestran su cantidad en porcentaje dentro de la susodicha lista de ingredientes.


⏩ ¿Te gustaría no perderte contenidos como este? Suscríbete ahora

⏩ Comparte este artículo si crees que será interesante para otras personas. 🆓 

Te recomiendo leer «Dos casos prácticos en el etiquetado: ¿por qué debemos prestar atención al detalle?» si buscas más lecturas sobre el etiquetado de los alimentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s