OxoBoletin Mayo OxoCarbenio

Hasta el 40 de mayo… OxoBoletín que te regalo | Actualización de OxoCarbenio

Vale, voy a empezar pidiendo perdón. El titular de esta actualización es nefasto, horrible, grotesco. Pero el OxoBoletín no, el OxoBoletín es otra cosa que te va a gustar. Si el mes pasado discutimos sobre alimentos y etiquetado, en esta entrega nos aventuramos con el marketing y las redes sociales. ¿Preparados? ¡Vamos con un resumen picadito!

Tal vez hayas llegado de nuevas a este rincón de la divulgación, ¿no? Te voy a refrescar la memoria, por si las moscas. Los OxoBoletines son una nueva apuesta de divulgación en formato PDF, sencilla y descargable. Con su índice y sus tres artículos. También son la oportunidad para esos contenidos dispersos en el tiempo de tener una nueva oportunidad, algo que te conté en «Os presento los nuevos OxoBoletines en divulgación | Actualización de OxoCarbenio».

Dicho esto, vamos a lo importante. ¿De qué te hablo en el primer artículo? Creo que te va a sonar, porque tomé la campaña de ColaCao como ejemplo principal que desmenuzar. Marketing emocional alimentario, ese que apuesta por trasladarte una historia sobre el alimento con la que empaticemos. Lástima que, para ello, pasen de puntillas por la realidad: el contenido de azúcar, ese término «natural» tan vacío y el uso de «sin aditivos» son protagonistas.

Como dijo el tío Ben, «un gran poder conlleva una gran responsabilidad». Este es uno de mis artículos favoritos, y no solo por la referencia a Spiderman. En él nos enfrentamos a eslóganes y anuncios que no son precisamente verídicos, pero está claro que favorecen las ventas. A veces falta vergüenza desde la industria alimentaria, pero quienes la demonizan de manera viral tampoco están haciendo ningún favor al consumidor, ¿no te parece?

Finalmente, siguiendo las migas de pan, llegamos a un artículo de 2018. ¿Recuerdas el anuncio de Estrella Damm que contó con Alberto Chicote y Anna Castillo? Te lo he dejado arriba. Fue mi primer contenido sobre bulos y marketing, y es que ese spot rebosaba quimiofobia. «Sin aditivos, sin conservantes, sin sulfitos» fue una frase tan redundante como falsa, ¡la cerveza no puede huir de los sulfitos! Para rematar la faena, también atacaron sobre los OGM.


⏩ ¿Te gustaría no perderte contenidos como este? Suscríbete ahora

⏩ Comparte este artículo si crees que será interesante para otras personas. 🆓 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s