Norma-calidad-aceite-oliva-orujo-revisión-1

Estos son los 3 aspectos que te destaco de la nueva Norma de Calidad de los Aceites de Oliva

Hacía tiempo que quería clavar el diente a esto. A la nueva norma de calidad para los aceites de oliva y orujo de oliva que tanto quebradero de cabeza nos ha dado, la verdad. Así que el otro día me arremangué, me serví un café y me empapé en los misterios del nuevo reglamento. Sí, no es como empezar un domingo con el Marca, pero a mí me sirve.

Tras 40 años de recorrido era necesario un lavado de cara. El Real Decreto 308/1983 sobre la reglamentación de los aceites vegetales pasa a mejor vida, y aquí te dejo la nueva norma en el BOE. ¿Es la trazabilidad uno de los platos fuertes que llegan? ¿Cuáles son algunas de las prohibiciones que recoge? ¿Se mejorará la percepción del aceite de oliva virgen extra?

Prohibiciones en los aceites de oliva

Sí, en el entrante hablaremos del artículo 8 del Reglamento. Lo han dedicado a «prácticas prohibidas» tanto sobre el producto como a prácticas en las instalaciones. Por ejemplo, prohibida la elaboración para consumo interno de mezclas de aceites de oliva y orujo de oliva con otras grasas vegetales. O el uso de los términos «virgen» o «virgen extra» en la denominación de productos con apariencia oleosa que no son aceites de oliva: salsas, aderezos o condimentos.

Algo que ha traído discusión es la supuesta prohibición del ‘refrescado’, que consiste en mezclar aceites de oliva de diferentes campañas o años. En el BOE no lo encontrarás como tal. Sí quedan prohibidas «mezclas de aceites de oliva vírgenes previamente clasificados, se clasifiquen con una categoría superior a la del aceite de menor categoría utilizado». Ya te digo que el MAPA tuvo que salir a escena y aclarar que el ‘refrescado’ está permitido, pero solo dentro de la misma categoría.

Finalmente, sí que ha desaparecido uno de los puntos que más controversia despertó en los primeros borradores de la norma. Lo discutíamos en «¿La has leído ya? Tres aspectos de la nueva Norma de Calidad de los aceites de oliva para el 2021». Te hablo sobre la prohibición del uso de envases de plástico para aceites de oliva virgen extra destinados al consumidor final. Esta pauta tenía la intención de proteger mejor al producto, pero no ha prosperado.

Refuerzo ambicioso de la trazabilidad

Sin duda alguna, la trazabilidad es para mí el plato principal de esta norma. Seamos claros, esto de la trazabilidad no es una revolución en el sector alimentario. Pero sí que se quiere acentuar con bastante fuerza en los aceites de oliva, buscando que así se reduzca el fraude alimentario. Básicamente, lo que se va a solicitar es un registro cada vez que el producto avance en la cadena alimentaria. Y que, además, se recurra a un sistema informatizado habilitado por el MAPA.

Los registros solicitarán información de la «obtención de aceites, extracción, refinado, clasificación, cambio de depósito, mezclas de aceites, envasado de aceites». Las entradas y salidas van a especificar el destino interno o el uso del producto. Y también cabe destacar que las menciones voluntarias que posteriormente se querrán mostrar en el etiquetado (variedad, año de cosecha, extracción en frío…) deben aparecer en estos informes.

¿Y de qué va eso del sistema informatizado? Lo que se pide es que, antes de cualquier movimiento en el transporte de los aceites de oliva y orujo de oliva, se notifiquen una serie de datos en este sistema. En concreto, se debe cubrir al menos los que recoge el Anexo II del Reglamento: identificar el producto a través del lote, denominación, características relevantes y país de procedencia. Pero también recoger datos del origen, transporte y destino de la mercancía.

Norma-calidad-aceite-oliva-orujo-revisión-2

Al aceite «virgen extra» hay que ponerlo en valor

Voy a quedarme con este mensaje hacia el consumidor como postre de la lectura: se quiere mejorar la percepción hacia los consumidores y poner en valor los aceites de oliva virgen extra. Tras revisar todo el Reglamento, lo que me queda claro es que se busca dar una mayor relevancia al producto y a España como su principal productor. Es más, debemos hacer una pausa en el artículo 10 para hablar precisamente de este plan para la mejora de la percepción.

Se propone un Código de Buenas Prácticas que promueva estrategias para la diferenciación y valorización del «virgen extra» sobre las otras categorías. Adherirse a este código será voluntario por parte de los agentes del sector, pero si lo haces estarás obligado a informar de tu cumplimiento cada año al Ministerio, que tendrá quien controle y supervise. Entre las estrategias se trabajará el envasado y presentación del aceite de oliva virgen extra.

Por poner el foco en otros aspectos, las nuevas instalaciones de refinado y extracción de orujo de oliva van a estar separadas de otras industrias. Respecto al producto, se insiste en la obligación de «garantizar que se almacenarán, transportarán y comercializarán al abrigo de la luz y el calor» para protegerlos. Y los envases «deberán disponer de un dispositivo de cierre irrecuperable e inviolable», independientemente si su destino es el consumidor o las colectividades.


⏩ ¿Te gustaría no perderte contenidos como este? Suscríbete ahora

⏩ Comparte este artículo si crees que será interesante para otras personas. 🆓 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s