Nutriscore-aceite-oliva-estudio-1

¿Funciona Nutriscore en los aceites de oliva? Analizamos un estudio que opina que sí (pero no)

Os hice una crónica a raíz de todo lo ocurrido con Nutriscore y los aceites de oliva en España, que titulé «Nutriscore y la polémica con los aceites de oliva, ¿Qué es lo que ocurre aquí?» y os recomiendo leer. Ahora añadimos más leña al fuego, con uno estudio con los promotores de Nutriscore en Francia y España que opina que es positivo este etiquetado en el producto.

El estudio completo lo podéis leer aquí. Yo lo he hecho, lo he reflexionado y os traigo mis conclusiones a esta encuesta poblacional. ¿Basta con una encuesta para valorar Nutriscore en los aceites? ¿Las preguntas están orientadas a conseguir unos resultados favorables? ¿Qué conclusiones debemos extraer si parte de la población rechaza comprar aceite de oliva?

¿Es suficiente una encuesta a 486 adultos?

El estudio se abre con una hipótesis: que Nutriscore no es acorde a los aceites de oliva, y puede repercutir en las ventas. Una vez expuesta, pasan a contarnos lo que han hecho: un estudio transversal de 486 adultos españoles (50% mujeres) reclutados para hacer un cuestionario en línea. Consistió en mostrar una imagen con clasificación Nutriscore de diferentes aceites vegetales… ¡y una mantequilla! Tras ello 4 preguntas y sacar conclusiones.

No es la primera vez que hacemos un repaso a uno de estos estudios poblacionales, que terminan siendo una encuesta en realidad, sobre temas de alimentación. Por ejemplo, lo hicimos con el estudio de confianza sobre el etiquetado alimentario en «Según el Ministerio consultamos el etiquetado, pero… ¿sabemos entender lo que ofrece?». Ahora vamos a dedicarle su tiempo a una encuesta que habla de Nutriscore y su repercusión en los aceites de oliva.

Para mí este ‘estudio’ es otro ejemplo más de cómo podemos jugar con las preguntas, respuestas y datos para transmitir el mensaje que nos interesa contar. Es más, si no tienes ganas de seguir leyendo el artículo y quieres llevarte una conclusión en una sola línea, voy a ponértelo fácil: este estudio no sirve para nada. Así, sin más, te lo regalo. «Pero Miguel, ¿Cómo puedes decirme eso?», me respondes tú. Si quieres saber el por qué, desliza y continúa leyendo.

¿Nutriscore para diferenciar grasas vegetales?

  • Pregunta 1 | Nutri-Score me ayuda a diferenciar las cualidades nutricionales de las grasas añadidas presentadas.

Un 80% está de acuerdo en que ayuda. Y pienso yo, ¿no está la pregunta sesgada? Me estás dando un grupo de aceites, casi todos con una D, y aparece ahí luciendo una C el aceite de oliva (junto al de colza, no lo olvidemos). Si le pintas este cuadro al consumidor, es normal que te diga que la amarilla C es preferible a la anaranjada D.

Y cuidado, que no ofreces otros sistemas de etiqueta frontal para comparar. Ni enseñas otros tipos de productos con mejor clasificación. Pero es que, cuando me paro a leer el estudio, me entero que al encuestado se le dice que «C es el mejor grado entre las grasas agregadas». Esto te lo digo en la encuesta, pero realmente cuando compres en el super no lo va a poner.

  • Pregunta 2| Cuál es la grasa añadida que se considera que tiene las mejores cualidades nutricionales».
  • Pregunta 3 | Seleccionar la grasa añadida que comprarían con más frecuencia.

A la segunda, el 89% de los encuestados se quedan con el aceite de oliva. ¿Acaso la pregunta tiene algo que ver con Nutriscore? Que hay consumidores no saben decirte la diferencia entre un «aceite de oliva virgen extra» de un «aceite de oliva», pero a uno de nuestros productos insignia lo defendemos a capa y espada sobre el resto de grasas líquidas. Y si no, preguntadle a Coronado, que está por nuestros televisores últimamente. Y sí, la tercera pregunta sigue el mismo sesgo, con un 86,2% que comprará aceite de oliva con más frecuencia.

Nutriscore reduce la compra de aceites de oliva

  • Pregunta 4 | Efecto del aceite de oliva con calificación C de Nutri-Score en su consumo de aceite de oliva.

La guinda del pastel, ¿seguirás comprando aceite de oliva? Pues mira, con el pan de cada mañana eso es un manjar que ni los dioses comprenden. No voy a cambiarlo ahora, y menos si el resto de aceites tenían una D. Un 10,7% dice que consumirá más y un 71,4% consumiría igual. Y los autores concluyen, pues, que los «resultados muestran que Nutri-Score no parece afectar negativamente la percepción del aceite de oliva por parte de los consumidores españoles».

Pero intentar olvidar que un 17,9% reduciría su consumo. Vamos, hay una quinta parte de la población que dejaría de comprar aceite de oliva. ¿Y tenemos el valor de concluir que el etiquetado no afecta? A mí perdonadme, pero no entiendo cómo te vas a dormir con una conclusión tan manipulada. Porque tu estudio busca demostrar que con Nutriscore se va a mejora la percepción del aceite, y esto no ocurre.

Pero como ya he intentado explicar, la encuesta deja mucho que desear. Se seleccionan aceites que están por debajo del aceite de oliva. Además, se indica que tomen la C como oro en paño. Nadie incide en que Nutriscore discrimina entre las categorías del aceite de oliva, que tantas veces os he dicho que difieren bastante. Y finalmente, con un producto que está muy asentado en nuestra cultura y alimentación. Por todo ello, para mí, esto es un despropósito a la ciencia.


⏩ ¿Te gustaría no perderte contenidos como este? Suscríbete ahora

⏩ Comparte este artículo si crees que será interesante para otras personas. 🆓 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s